Follow by Email

Visitas

martes, 1 de marzo de 2016

ECUADOR 2007

ECUADOR, la vida en estado puro



El Ecuador es uno de los países con más atractivos turísticos en el mundo, especialmente cuando se trata de aventura. Ha sido sede de campeonatos mundiales como el surf, Rafting y competencias internacionales como el Raid Gallouise, gracias a las magníficas posibilidades geográficas que ofrece.



En otoño del 2007 (Noviembre) y después de finalizar mi temporada de trabajo, decidí tomarme unas merecidas vacaciones.

Después de mucho pensar decidí irme de viaje a Ecuador, que decisión más acertada. Antes de partir ya había preparado, con unos amigos de allí, una semana de trekking (andinismo) que me llevaría a la cima del Chimborazo, volcán más alto del país (6.310m). Es aconsejable una buena aclimatación, decir que Quito está a 2875m, hay gente que en la misma ciudad la altitud ya le crea problemas. Así que realizar ascensiones  a otras cimas es lo mejor: Ilinizas, Cotopaxi, etc.…

Ilinizas
Pero como mi pasión son los barrancos decidí buscar información sobre ellos en este país. Localicé algunos, pero solo accedía a sus nombres y mis amigos de Quito solo conocían las ciudades pero ningún barranco. Por suerte, antes de irme contacte con Ricardo Andrade y Juan Manuel Mantilla, a parte de descubrir con ellos la Provincia de Imbabura y sus barrancos (aún quedan muchas cascadas por descubrir) me invitaron al IV Seminario Nacional de Turismo de Aventura, donde conocí a mucha gente que está realizando diferentes deportes de aventura y están intentando que su país sea un referente en el turismo de aventura.





Al llegar a Quito, mi primer día fué de turista total, paseo por la ciudad y visita a la mitad del mundo, a quince kilómetros al Norte de Quito, es donde está la línea del Ecuador. Al día siguiente partí para ascender el Iliniza Norte (5126m), con Diego, amigo y guía de Alta Montaña, después de un buen paseo, no sin sufrir por culpa de la altitud, llegué arriba, luego una fuerte tormenta eléctrica amenizó el descenso. El tiempo no mejoró en los otros días y tanto Cotopaxi y Chimborazo se tuvieron que anular, así que partí hacia la Provincia de Tungurahua, a la ciudad de Baños. Baños está dominado por un volcán en activo que es el que da el nombre a la Provincia. Es un pueblo increíble, aquí con Carlitos, Carlos y Sánder realicé unos buenos barrancos, y con Patricio un ráfting increíble en el río Pastaza.

Volcán del Tungurahua



Después de una semana en Baños, tuve que partir sin aún haber finalizado todas las actividades que ofrece la ciudad, me dirigí a la amazonia (Oriente, como le llaman ellos), al Cuyabeno. Allí estuve viendo su fauna, vegetación y costumbres de los indígenas que aún habitan en la zona.

Anaconda
















Tarántula




































Los últimos días de mi aventura me fui a Imbabura, allí con Ricardo, Juan Manuel, Jorge y Shadu, realicé diferentes descensos: Cascada de Peguche, Cascadas de Taxopamba, Encañonada de Paniquinora  o tres cascadas. Luego en el seminario descubrí otras actividades que empiezan a realizarse en Imbabura y en otras provincias de Ecuador: parapente, ráfting, submarinismo (no solo en la costa, también de altura en el cráter de un volcán, el agua a 16º, imágenes diferentes), puenting (en la ciudad de Quito, tanto diurno como nocturno).



De este país solo deciros que quede maravillado: su gente, su gran diversificación de paisajes (costa, galápagos, selva y alta montaña), tanto que es así que mi intención es volver para instalar algunos cañones y volver a ver a mis amigos, deciros que la mayoría de anclajes que se encuentran en los barrancos son naturales.



Ecuador, la vida en estado puro.